¿Bisontes completamente libres? ¡Ya se pueden ver en Alemania!

La recuperación de los grandes herbívoros que una vez fueron los arquitectos del paisaje europeo es un labor difícil, lenta y paciente que necesita ir quemando diferentes fases, acompasadas siempre con la propia evolución de la sociedad humana que, inevitablemente, influye en los animales.

Es por eso que, en la gran mayoría de proyectos de “rewilding” que hay en Europa (y en España), los bisontes viven en un régimen de semilibertad, en amplios recintos protegidos por algún tipo de barrera. Pero este no es el final de cada proyecto. El paso último consiste en introducir a estos magníficos colosos en el monte para que vivan completamente libres, alimentándose de lo que encuentren (como han venido haciendo desde las Edades del Hielo) y, también, siendo depredados por lobos y linces.

En el corazón de Alemania, en los bosques mixtos de las montañas Rothaar, en el Estado de Renania del Norte-Westfalia muy cerca de la frontera de Hesse, se está llevando a cabo un crucial experimento en el cual la primera manada de bisontes europeos campea en completa libertad.

Se trata de un proyecto complejo, que ha sido posible por el consorcio de diversas instituciones y personas: propietarios privados de tierra, la ciudad de Bad Berleburg, la organización Europäische Tier und Naturschutz Stiftung, el Distrito Kreis-Siegen-Wittgenstein, la Agencia Federal de Conservación y el Estado federado de Renania del Norte-Westfalia, así como diferentes Universidades.

El 24 de marzo de 2010 llegó el primer bisonte, llamado Egnar, procedente de Hardehausen, cerca de Warburg-Scherfede, a un recinto preparado en Bad Berleburg, para su aclimatación. Durante los tres años siguientes la manada iría creciendo con nuevos ejemplares, y se llevaron a cabo rigurosos estudios sobre la influencia del ambiente en los animales, y su comportamiento. El 11 de abril de 2013 el grupo de diez bisontes sería finalmente liberado sin restricciones en el llamado “Bosque de los Bisontes”.

El experimento es extraordinario: no se trata de un bosque protegido, sino de un bosque gestionado donde las influencias y visitas humanas son normales. Los animales son monitorizados y estudiados en todo momento por los especialistas para valorar sus interacciones con el medio ambiente, y de paso se han convertido en todo un recurso turístico para esta zona desconocida de la Alemania rural.

Si los bisontes se desenvuelven sin problemas en este ambiente, el objetivo final es lograr una manada completamente libre de entre 20 y 25 ejemplares.

Enlaces: https://rewildingeurope.com/rew-project/european-bison-in-the-rothaargebirge-germany/

https://www.wisent-welt.de/en/wisent-forest/