El bisonte como patrimonio de un pueblo. Lecciones desde la Pradera.

A mediados del pasado mes de Mayo se subastó en Oklahoma, EEUU, una manada de 60 cabezas de bisonte americano Bison bison que hasta ese momento pastaban en el Foss State Park de dicho Estado. La situación de sequía que atravesaba la región disparó los costes de mantenimiento de la manada y sus propietarios tuvieron que ponerla en subasta por la imposibilidad de hacerles frente.

Finalmente la manada no salió del Estado de Oklahoma porque el mejor postor fue la Tribu Cheyenne-Arapaho de dicho Estado, que adquirió la manada por 88.000 dólares. Estos 60 bisontes se unirán a la manada que actualmente dicha tribu mantiene en Concho, Oklahoma, totalizando un número de 300 cabezas contando esta última adquisición. Según informó un portavoz de la tribu, el objetivo es “disponer de un adecuado stock de cría para la longevidad de la especie”

Desde 1980 la tribu Cheyenne-Arapaho mantiene una manada de bisontes como una forma de honrar la cultura de su nación, históricamente vinculada al bisonte, al igual que otras naciones de las Praderas, que explotaban al bisonte para aprovechar su carne, piel y huesos, formando una parte inseparable de su nación.

En el año 2016 el Director Económico de la tribu, Nathan Hart, declaraba que “para nosotros los nativos, hubo un tiempo en el que tanto indios como bisontes éramos exterminados. Nuestro número fue diezmado. Pero hemos vuelto, y para nosotros es tanto una obligación como un honor traer también de vuelta al bisonte”

El entonces Presidente Barack Obama declaró oficialmente al bisonte americano como el “mamífero nacional de los EEUU. Nathan Hart lo valoraba así: “para los pueblos Cheyenne y Arapaho, al igual que para otras tribus nativas, el bisonte ha sido un animal sagrado. Ayudó a mantenernos en el pasado, así como nuestro estilo de vida. Ahora ocupa su lugar junto al águila, y tanto el águila como el bisonte son animales reverenciados por los Cheyenne y Arapaho”.

Estos hechos nos proporcionan valiosas lecciones a los europeos. Debemos aprender a valorar animales como el bisonte europeo como parte de nuestro patrimonio cultural y natural. Verlos no sólo como atracciones turísticas, sino también como un lejano pariente que ha vuelto a casa. Que cada pueblo y comunidad rural puedan enorgullecerse de la manada local de bisontes como de la torre de su iglesia. Hay animales que son mucho más que animales.

Enlaces: https://www.usnews.com/news/best-states/oklahoma/articles/2018-05-28/auctioned-bison-herd-to-stay-in-oklahoma

https://newsok.com/article/5497599/oklahoma-tribe-works-to-expand-its-bison-herd-in-concho